COPENHAGUE ¡Los detalles detrás de la ciudad mas sostenible del mundo!

COPENHAGUE ¡Los detalles detrás de la ciudad mas sostenible del mundo!

Estuvimos Copenhague, la capital Danesa, considerada por varios años la ciudad más sostenible del planeta! Además de visitar a nuestros amigos Peter y Keld , empresarios que podríamos catalogar como la versión Danesa de Conservemos, altamente comprometidos con la promoción de  soluciones sostenibles y que nos ayudaron a entender cómo los orinales ecológicos y sifones verdes “Green drain” para drenaje  son tan exitosos en ese mercado, también tuvimos la oportunidad de conocer la ciudad y darnos cuenta que los Daneses tienen para ofrecer mucho más que Legos, Sandwiches de Cerdo y fotos con la “sirenita”.

Para los que no la ubican, Dinamarca (excluyendo Groenlandia, isla que les pertenece) queda al norte de Alemania (es su única frontera terrestre) y es un país de 5,5 Millones de habitantes prácticamente rodeado por agua y que limita con Suecia por un pequeño estrecho en el que a simple vista se puede ver la costa Sueca.  Copenhague, su capital con un 10% de la población, tiene más bicicletas que habitantes (unas 650.000 registradas) y más de la mitad de las personas va al trabajo en bici incluso en invierno aguantando sin rechistar el viento y la lluvia fría. Recordemos que Copenhague  en promedio mas la mitad de los días del año llueve o nieva. (En mi opinión, diría que gracias a los genes o adaptación física desde la infancia, sus habitantes logran resistir esta condición porque los calentanos sencillamente sin importar el vestuario nos congelaríamos en ese frio). Influye mucho en su elección de movilidad el hecho  que quien quiera tener un carro de combustión (gasolina/diesel/gas) tiene que pagar 165% de su valor en impuestos…mejor dicho en Dinamarca un carro después de impuestos vale como un apartamento! Eso si….no se ven casi candados para las bicicletas, las dejan en la calle y a nadie se le ocurre llevar lo que no es suyo.

Aunque han desarrollado tecnología de energías renovables y políticas de estado orientadas a la reducción de emisiones de CO2 (proyectan que para el año 2025 serán neutrales completamente) y además de ser los reyes del reciclaje (un 90%  de los desechos se rehúsan, se recicla cartón, plástico, vidrio, metal y los residuos orgánicos son utilizados para producir biomasa y generar calefacción a las viviendas), los Daneses tienen claro que el agua es el centro de la vida y sostenibilidad de su sociedad.

Los Daneses solo consumen 117 litros de agua diarios per cápita y tienen como meta (y lo que se proponen lo cumplen) bajar este indicador a solo 100 litros de agua en los próximos 3 años (recordemos que en Bogotá se consume más de 260 litros per cápita en estratos 4,5 y 6!). Adicionalmente son líderes en el tratamiento de aguas residuales y sus acueductos proveen una de las aguas de llave más limpias y ricas con mejor sabor del mundo (la mayoría del agua se extrae de acuíferos subterráneos ubicados a 20/100 metros de profundidad y es tan buena que no requiere cloro para su desinfección). En lo personal, usé una botellita para reembasar directamente de la llave y no tuve que comprar agua en botellas de plástico durante los días de mi visita. Lo cual me ahorró unas 180 coronas (algo así como 25 USD o 75.000 pesos) y evité 3,28Kg de Co2 por no usar botellas plásticas pues consumir agua de la llave solo implica 0,0002kg de CO2 frente a 0,18 Kg del agua embotellada!! ósea nada!! ). Eso si… la ciudad en general no es cara …es carísima!!!, en particular en verano era imposible encontrar algo distinto a un hostal de ocho (8) camas por habitación, lo cual se ha vuelto muy común entre jóvenes adultos e incluso familias…en lo personal me parece un abuso pagar 140 mil pesos para dormir con 7 personas más y que además el camarote resuene hasta con el más ligero pensamiento!! (aunque pa que!…estos hostales son muy buenos dentro de su obvia limitación de espacio en términos de aseo, servicios y digitalización).  Y si intentan por AIRBN no encontrarán mucho más que ofertas de camas o habitaciones, ni siquiera apartamentos y si fuera así, estos los cobrarían como si fueran hoteles 5 estrellas… Así que si preparan una visita a esta hermosa ciudad, deben recordar que realmente es muy costoso para los que no trabajan ahí y en verano, es super apetecido. Ahh y no se preocupen por buscar un Uber porque se van del país….no les interesa estar en un país que realmente se puso serio con las reglas de transporte y además, los altos costos relacionados con los impuestos a los carros de combustión. Así que a pedalear ¡!! (quizás por eso no vi casi obesidad y seguramente su sistema de salud  se beneficia de esto) o utilizar el metro que está muy bien estructurado … (hay una parada de servicio público a máximo 300 metros de cualquier casa). Un alto costo de vida para el extranjero, pero para los Daneses no tanto pues el salario medio (profesor  de escuela) es de 3000 Euros netos después de impuestos y la educación incluyendo la universitaria es gratuita.

Siguiendo con el agua, en Copenhague el agua es tan rica que se dan el lujo de hacer concursos de agua para producir vino entre los diferentes acueductos de las distintas localidades. La ciudad está llena de muelles donde el agua es limpia y en verano, en un día de suerte como tuvimos, uno se puede tirar a nadar (me toco en boxers porque el antojo de ver a todos en el agua me pudo). Eso sí … un día soleado de verano  la temperatura no es tan  alta (20 grados) y la ropa a rayo de sol dura al menos 2 horas en secarse, así que les recomendamos lleven toalla y el traje baño como los locales.

 

Acompañamos a nuestros colegas a instalar orinales ecológicos y sifones “Green Drain” en un nuevo exclusivo bar localizado en una de las zonas más visitada de Copenhague (donde nos dieron tarjeta VIP de miembro y espero que no sea porque crea que los colombianos le puedan llevar cosas raras) y a la que le han asignado el nombre Cristiania ( esta es una comunidad hippie anarquista de 30 hectáreas que vive sin estado, ni  impuestos dentro de la ciudad, está permitido las drogas “suaves” como la marihuana y reciclan absolutamente todo para sus residencias). En este lugar nos pudimos dar cuenta que todo el sector gastronómico, hotelero y empresarial  mantiene una política ambiental clara y transparente, saben perfectamente que ahorrar agua es sentido común y “paga” en mediano y largo plazo.  Los precios de productos como orinales y sifones verdes que se venden en Dinamarca superan tranquilamente tres veces los precios de nuestros productos colombianos, en gran medida por un ajuste en la diferencia del poder adquisitivo de la población… …el tema es que culturalmente la gente busca productos realmente verdes, sus decisiones de consumo no están relacionadas con una simple imagen verde, sino, su criterio va mas allá y realmente evalúan el resultado , simplemente para los Daneses es sensato cuidar el agua tanto en consumo, como en usar dispositivos que eviten el uso de químicos en vertederos para proteger las aguas residuales.

Ante tanto progreso como sociedad uno bien podría preguntarse si a los Daneses les ha costado la felicidad y sensación de libertad o desarrollo individual el poder alcanzar semejantes logros económicos y de sostenibilidad colectivos. Pero no!! …afortunadamente nada más lejos de la realidad!!

Para los que no lo sabían, los Daneses están catalogados como los mas felices del planeta según la ONU ,y en dicha felicidad pesa mucho la percepción no solo de seguridad y bienestar económico sino la sensación de libertad, alta democracia y baja corrupción que los ciudadanos tengan sobre su estado y sociedad. Mejor dicho, para los daneses está claro que en una sociedad corrupta es muy complicado ser feliz y mucho menos poder implementar soluciones colectivas sostenibles. Por ejemplo, en todo proyecto energético (como los parques eólicos) la comunidad es al menos 30% participe accionario. El ministro de energía, vivienda y medio ambiente en  Dinamarca es la misma persona. Esto impide que exista conflicto de intereses…toda su política económica y social se construye pensando en sostenibilidad. Acompañando a nuestros colegas Daneses se notaba al instante la energía y entusiasmo con que se trabaja, el respeto mutuo, la comunicación abierta entre todos los miembros del grupo. El instalador tenía 67 años y 52 de experiencia y se veía con más alientos que muchas personas de 25 años.

¿Cómo lograron llegar a ese nivel los daneses? ¿Cómo viniendo de la monarquía más antigua de Europa se convierte en el país quizás con cultura igualitaria, más demócrata y con baja corrupción del mundo? ¿Cómo un país que era la parada de los 70s para pornografía da ese giro en pocos años? ….Aunque no es una regla escrita ni hace parte de la ley o constitución, lo que percibimos de los Daneses es que tienen valores culturales muy simples pero sólidos que básicamente se resume en nadie se cree mejor que nadie, nadie grita, nadie cree que tiene verdad absoluta ni siente más importante, en fin yo resumiría que hay mucho menos ego, cero clasismo y más sentido común colectivo para vivir.

De cara a las sostenibilidad no se trata de un tema de tecnologías porque las soluciones están disponibles en el mercado y a buenos precios que pueden mejorar si nos volcamos masivamente a productos ahorradores de agua, energía renovable, etc. No se trata de problemas de dinero, ya que siempre es posible encontrar valor económico en los ahorros sustanciales que las prácticas sostenibles generan con rentabilidades muy superiores a las de mercado financiero promedio. El ejemplo danés ensena que la sostenibilidad radica en los valores de las personas que hay en una sociedad y mientras esa transformación de  valores  se retrase en nuestra región llegaremos más tarde al tren de la sostenibilidad que es quizás la gran oportunidad mundial que todos los países tienen para potenciar sus economías y encontrar crecimiento sostenible.

¡Hasta la próxima editorial ojalá desde algún nuevo lugar de donde aprender y compartirles nuevas experiencias!